Idioma: español
3a23bcd0957749f889f210696c29aee0

La protección es especialmente importante para los niños y niñas

¿Qué es la protección?

Todos los niños y niñas tienen derecho a la protección. Todo niño o niña tiene derecho a sobrevivir, a estar seguro, a pertenecer, a ser oído, a recibir cuidado apropiado y a crecer en un entorno protector.

Una familia es la primera línea de protección para los niños y niñas. Los padres y madres u otros cuidadores tienen la responsabilidad primaria para la construcción de un hogar protector y amoroso. Las escuelas y comunidades son responsables de construir un entorno seguro y amigo de los niños por fuera del hogar del niño o niña.

Desafortunadamente, millones de niños y niñas no están plenamente protegidos. Muchos niños y niñas lidian con la violencia, el abuso, el descuido, la explotación, la exclusión y/o la discriminación todos los días. Estos tipos de violaciones limitan sus posibilidades de sobrevivir, prosperar y perseguir sus sueños.

Más de 160 millones de niños y niñas trabajan en vez de disfrutar su niñez.

Se calcula que más de 160 millones de niños y niñas entre los cinco y catorce años de edad participan en trabajo infantil. Millones de niños y niñas, principalmente niñas, trabajan como trabajadores domésticos en hogares, y más de un millón de niños y niñas son traficados cada año.

¿Qué es la protección?
Se debe alentar y apoyar a las niñas y los niños para que hablen por los derechos de los niños y niñas. Los y las jóvenes deben asumir un papel activo en su propia protección contra el abuso, la violencia, la explotación y la discriminación.

1. Todo niño o niña debe tener la oportunidad de crecer en una familia. Si la familia no es capaz de cuidar al niño o niña, las autoridades comunitarias deben emprender medidas para tratar las razones de ello y hacer todos los esfuerzos por mantener la familia junta.

2. Todo niño o niña tiene derecho a un nombre. Todo niño o niña tiene derecho a una nacionalidad. Registrar el nacimiento de un niño o niña ayuda a asegurar el derecho del niño o niña a la educación, a la atención en salud y a los servicios jurídicos y sociales. A nivel mundial, el nacimiento de casi 230 millones de niños y niñas menores de cinco años nunca han sido registrado. El registro del nacimiento es un paso vital hacia la protección contra el abuso y la explotación.

3. Las niñas y los niños deben ser protegidos contra todas las formas de violencia y abuso. La violencia incluye el abuso físico, sexual y emocional, el descuido y prácticas perjudiciales tales como el matrimonio infantil y la mutilación genital / corte de niñas. Las familias, comunidades y autoridades deben asumir la responsabilidad de esta protección.

4. Los niños y niñas deben ser protegidos contra cualquier trabajo que sea peligroso. El trabajo no les debe impedir asistir a la escuela. Los niños y niñas nunca deben estar involucrados en las peores formas de trabajo infantil, tales como la esclavitud, el trabajo forzado, o la producción o tráfico de drogas.

5. Las niñas y los niños pueden correr riesgo de abuso y explotación sexual en sus hogares, escuelas, lugares de trabajo o comunidades. Hay que tomar medidas pare prevenir el abuso y explotación sexual. Los niños y niñas abusados y explotados sexualmente necesitan ayuda inmediata para detener dicho abuso.

6. Los niños y niñas se hacen vulnerables al tráfico si la protección infantil es débil o si falta. El gobierno, la sociedad civil y las familias son responsables de prevenir o detener el tráfico. También son responsables de ayudar a los niños y niñas que hayan sido victimizados a reintegrarse en sus familias y comunidades, si eso corresponde a su interés superior.

7. La justicia para los niños y niñas se debe basar en los derechos del niño. Encarcelar o institucionalizar a los niños y niñas debe ser siempre un último recurso. Se deben crear procedimientos centrados en el niño para los niños y niñas que sean víctimas o testigos de delitos.

8. El apoyo de ingresos y los servicios de bienestar social pueden ayudar a mantener las familias juntas y mantener a los niños y niñas en la escuela, y asegurar el acceso a la atención en salud.

9. Todos los niños y niñas tienen derecho a información apropiada para su edad, a ser oídos y a participar en la toma de decisiones que les conciernen. El cumplimiento de este derecho habilita a los niños y niñas para desempeñar un papel activo en su propia protección contra el abuso, la violencia y la explotación, y para convertirse en ciudadanos activos.

Artículo siguiente:

The Internet of Good Things